martes, 2 de diciembre de 2014

Niños de Benaiges, adiós

Falleció otro ex-alumno del maestro Antonio Benaiges Nogués. DEP Eubulo, da recuerdos.
                                                                                                  Sergi Bernal.    


     El barquero les va cruzando a la otra orilla. No es la orilla del mar, cruzan una laguna. Han entregado su moneda y sus seres queridos, aquellos que se adelantaron en el camino de la vida, les esperan. Entre ellos, un varón, moreno de cabello y tez, dibuja media sonrisa en su cara y les tiende la mano para que se apoyen en ella al bajar de la barca. Es el maestro, el mismo que les procuraba calor en la Escuela, el que les compraba almendras o les daba de comer, el que les contaba historias, el que les enseñó a diferenciar las letras de la imprenta, el que convenció a sus padres para ir a ver el mar…

   Junto al maestro hay otros niños y otras niñas. Se van encontrando en la otra orilla, cada uno a su tiempo. Visten como en la fotografía que les hizo el retratista de Briviesca. Son sus mejores ropas. Todos con su mejor aspecto y todos niños de nuevo. En la otra orilla hay una nueva Escuela con todas las niñas y los niños de Benaiges que abandonaron la existencia terrena. Otro más, Eubulo, hoy se encontró con ellos.

    Los niños van cruzando la laguna para abrazar al maestro.

                                                                                     Gema Marchamalo, Maestra.

Fotografía Sergi Bernal

Fotografía Sergi Bernal

Fotografía Sergi Bernal

4 comentarios:

  1. Gracias Gema por esta bonita despedida al tio Buli.

    ResponderEliminar
  2. Respuestas
    1. La historia que alimenta esta metáfora del último viaje de los alumnos-ancianos es en verdad inspiradora... Te invito a leer el libro, si no lo has hecho ya, (Desenterrando el silencio: el maestro que prometió el mar) y a ver el documental (El retratista), son inspiradores, llegan sin más...¡Gracias mil!

      Eliminar