domingo, 18 de enero de 2015

Y el mar esperando o lejos queda el mar


      En un estudio de grabación se cuece a fuego lento una emotiva pieza que zurce los girones  rotos de la historia de un maestro. Música y letra se entreveran gracias al remover  de la cuchara de un cantautor  que mezcla palabras, compases, notas y sensibilidad como antídoto contra el olvido. Puede que Antoni Benaiges esboce su sonrisa de medio lado al saber de estos guisos sensibles pues, al fin y al cabo, él hizo lo mismo durante el ejercicio de su magisterio: casó las palabras que salían de una imprenta recién estrenada con las melodías que reproducía su viejo gramófono. De ese maridaje obtuvo el revulsivo contra el olvido intelectual y cultural en La Bureba, su triunfo personal pese al asesinato y el olvido.

 

             I EL MAR SPERANT

       “Amb la força que et dona
                la joventut
      i amb les ganes d’aprendre
            d’un nou futur.

          Només una maleta
       però plena d’il•lusions
       i un llarg viatge en tren
    d’aquells de vint mil vagons.”
 

         LEJOS QUEDA EL MAR
 
      "Con la fuerza que emana
               la juventud
           el futuro se abre
            de norte a sur.

         Tan sólo una maleta
         y un humilde zurrón
         en un cansino tren
    que no encuentra estación."
                                     

        (Fragmentos de las versiones en catalán y en castellano de la canción compuesta por Ramón Sauló sobre la figura del maestro Antoni Benaiges. Estudios de grabación Motor Music Records)




Imagen MOTOR MUSIC RECORDS



Imagen MOTOR MUSIC RECORDS
 

  Más información en
 
 

3 comentarios:

  1. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  2. No es difícil imaginar lo que un hombre como Antonio Benaiges hubiera disfrutado con estas dos imágenes. Él que había llevado a Bañuelos ¡la música enlatada! él que llevó a la escuela de un pueblecito burgalés ¡el baile!...
    Un equipo de críos y crías con instrumentos y aparatos, con adultos trabajando conjuntamente... muy cerquita de ese mar en el que quería que sus criatura vieran ¡los peces y hasta zapateros!
    Un campo de cereal recogido... por julio se suele cosechar en esas tierras.... por julio su vida fue segada por las balas asesinas de todo lo que signifique arte, cultura, humanidad. Asesinas de la música, del baile... de la vida.

    ResponderEliminar
  3. Cierto, Enrique. No hay más que añadir.

    ResponderEliminar